¡Acompáñenos en un viaje para descubrir las características únicas del metal y sus beneficios para la industria del envase!

Los metales son elementos naturales que mantienen sus propiedades físicas para siempre. Una vez que el metal entra en el círculo del "material a material", en el que es reciclado una y otra vez, estará siempre disponible para las generaciones futuras. Esto significa que el metal es un material permanente.

Permanente

Materiales permanentemente disponibles son aquellos respecto de los cuales se realizan esfuerzos para retener en la Sociedad las materias primas y energía invertidas en su producción al final de su vida útil, tanto mediante reutilización como mediante el reciclado, sin pérdida alguna de su calidad, con independencia de cuantas veces el material sea reciclado.

BRITISH STANDARD BS 8905:2011
Metal

Materiales permanentes

Materiales no permanentes

Recursos renovables
Recursos no renovables

Se recicla para siempre

Cuando los productos de metal alcanzan el final de su vida útil, los materiales son simplemente recogidos y reciclados, una y otra vez, sin pérdida de sus propiedades inherentes. Esto se conoce como reciclado real.

La industria del envase metálico y su
sector asociado del reciclado están comprometidos
con la sociedad del reciclado real

Hasta el 80% de todo el metal producido en el mundo está todavía disponible para ser usado.

80% 2020

A día de hoy, en Europa el 74% del envase metálico es reciclado, convirtiéndolo en el material de envase más reciclado (fuente: MPE)

Estamos comprometidos para alcanzar una tasa media Europea de reciclaje del 80% en el año 2020.

Eficiencia en la gestión de los recursos

Los recursos mundiales son limitados, mientras
que las demandas de la sociedad aumentan.
La gestión eficiente de los recursos es una prioridad.

El metal, siendo un material permanente y altamente reciclado, ahorra materias primas, consumo de energía y emisiones de CO2.

=
+
=
  • Reciclado
  • Energía
  • Materia prima
  • CO2
El metal se recicla para siempre,
sin pérdida
de sus propiedades inherentes.
Reciclar 1 tonelada de chatarra supone el uso de hasta un 95% menos energía que fabricar una tonelada de metal a partir de materia prima.
1 tonelada de chatarra reciclada supone el ahorro de más de 2 toneladas de materia prima, por lo que cada envase ahorra el doble de su peso en materia prima cuando sea reciclado.
Las emisiones de CO2 se han reducido un 30% entre 2000 y 2020. El objetivo es continuar las reducciones de modo constante.

Economía circular

Mantener el metal en uso siempre

La industria del envase metálico es
el ejemplo perfecto de una economía circular, con el metal reciclado para siempre en
un bucle del material al material.

Cuando un producto de metal alcanza el final de su vida útil, el material no se pierde nunca.
A través del reciclado, su valor se retiene para siempre, manteniéndose disponible hoy y para las generaciones futuras.

Recursos

Material

Producto

El bucle del material permanente

Producto

Espiral hacia el fin de su vida del material no permanente

Nada se pierde...
todo se transforma

Antoine Lavoisier, Químico Francés, 1789